Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso.

La Fertilidad de la Tierra⎢Agricultura ecológica
 
 
 
  cabecera3  

Editorial

La vía es la solidaridad

editorial81-82

L
La solidaridad que empieza en lo local: solidaridad con la tierra, con el agua, con la fauna. La ganadería que sea ecológica y ya nunca más separada de la agricultura. Solidaridad con las personas agricultoras que hacen posible cada día obtener alimentos y recursos básicos sin dañar a nada ni a nadie, colaborando con la Naturaleza.

Solidaridad con lo rural, para que no sea la falsa escapatoria de quienes se consideran privilegiados por tener segundas viviendas y no participan ni apoyan el cambio que nos aleja del origen de estas pandemias. Este ha sido el aviso del planeta de que este mundo es finito pero circular y lo que le hacemos nos vuelve como un bumerán.

Solidaridad que empieza por no exigir a los demás lo que no te exiges a ti mismo. Empecemos por alejarnos de la desidia y del pesimismo, del catastrofismo y de la conspiranoia que sólo llevan a la pasividad. Tras el confinamiento todo está tocado y la sensación de vulnerabilidad es absoluta. Leemos en los medios: "El sistema vigente no funciona: el enfermo es el sistema". Y ya hay expertos que animan a lo que llaman Economía Fundacional. Expertos internacionales que trabajan desde diferentes campos, pero todos con el ánimo de salir de este círculo vicioso cuya primera consecuencia ha sido la pandemia. Como ellos, coincidimos en que no nos curarán los planteamientos y tecnologías que son precisamente las que han hecho enfermar al mundo. Dieta ecológica, calidad del aire, viviendas y energías limpias y sostenibles son objetivos urgentes.

Dieta ecológica, calidad del aire, viviendas y energías limpias y sostenibles son objetivos urgentes

Solidaridad con un planeta finito. La legalidad debe velar por que no se sigan reproduciendo modelos insostenibles de cultivo, de alimentación, de construcción, de pesca... No lo envolvamos con asfixiantes redes por tierra, mar y aire, por antenas ni por tecnologías que nos enferman sólo por obtener beneficios crematísticos. Que la energía sea pública y comunitaria, que el modelo alimentario sea sostenible y de cercanía y la economía circular; terminemos con el modelo de negocio de los supermercados anclados en el criterio de obtener beneficios con la amenaza perpetua del cambio de proveedor. Debemos ir también hacia una reforma fiscal para aumentar la capacidad impositiva de los gobiernos y en todo caso hacia la política que funciona, que es la local, pero asumiendo responsabilidades y solidaridad con terceros países. No colaboremos más con el expolio.

Son ya numerosos los países que promueven la agroecología y en el mundo se cifra en un 30% las granjas que han adoptado los principios agroecológicos y ya se están comprobando los beneficios colaterales económicos y ambientales. Porque de esta manera la agricultura pasa de ser emisora de contaminación y desequilibrios a ser la base de la salud y de la economía.

¿Por qué tener miedo al cambio si este cambio es empezar por bajarse de la rama en la que estábamos cómodamente sentados mientras la cortábamos? ¿Qué no puede mejorar si la investigación comienza a ser mayoritariamente preventiva y si va hacia la agroecología dejando de apoyar una investigación basada en enfoques intensivos e industriales que han demostrado ser claramente fallidos?

La agroecología crea resiliencia al combinar diferentes plantas y animales y utilizar sinergias naturales para regenerar la tierra, abonar los cultivos y controlar las plagas. Pongamos la solidaridad, la agroecología y la soberanía alimentaria firmemente sobre la mesa de todos los proyectos, de todas las políticas, pero sobre todo: ponla cada día en tu casa y encima de tu mesa.

 

suscripcion noticias e

Cesta de la compra

 x 
Carro vacío

BANNER ENVIO GRATIS SUP4 BANNER ENVIO GRATIS INF2

SUSCRÍBETE

RECIBE NOTICIAS Y NOVEDADES EDITORIALES

Fases Lunares / El tiempo

       

Calle Santa María, 115. 31272 Artaza (Navarra) Spain - Tel. 948 539216 - Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     

Aviso legal | Preguntas frecuentes | Contacto